"BUROCRACIA"

sábado, 10 de noviembre de 2007


La palabra burocracia parece que ha tenido siempre un cierto carácter despectivo; se dice que deriva de una combinación un tanto vaga de raíces grecolatinas y francesas.
El término latino burrus, usado para indicar un color obscuro y triste, habría dado origen a la palabra francesa «bure», utilizada para designar un tipo de tela puesta sobre las mesas de oficinas de cierta importancia, especialmente públicas. De ahí derivaría la palabra «bureau», primero para definir los escritorios cubiertos con dicho paño, y posteriormente para designar a toda la oficina.


A un ministro del gobierno francés del siglo XVIII, se le atribuye la acuñación de la voz «bureaucratie» para referir, en un sentido más bien sarcástico, a la totalidad de las oficinas públicas. Evidentemente, la palabra «burocracia», derivada de "bureaucratie", lleva implícitos dos componentes lingüísticos: «bureau»: oficina y «cratos»: poder. Por lo tanto, la voz de marras apela a la idea del ejercicio del poder a través del escritorio de las oficinas públicas. Sin embargo, el término burocracia al decir de otros autores, fue acuñado por el propio Weber, quien lo hizo derivar del alemán «büro», que también significa "oficina". En este sentido, para Weber, una burocracia es una gran organización que opera y funciona con fundamentos racionales.
El término "burocracia" ha pasado a formar parte del lenguaje cotidiano. Preferentemente se le usa en el ámbito de las organizaciones públicas que constituyen al Estado, olvidando que las burocracias, en cualquiera de sus sentidos, operan también en el sector privado.


El propio Weber consideró a la burocracia como un tipo de poder y no como un sistema social. Un tipo de poder ejercido desde el Estado por medio de su "clase en el poder", la clase dominante.


El aparato organizatorio es el de la burocracia, un marco racional y legal donde se concentra la autoridad formal en la cúspide del sistema. Los medios de administración no son propiedad del administrador intermediario. Sus competencias no son sujeto de herencia o venta.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

SOY EL MIGUELITO:

Me ha gustado el sentido que se le das a la palabra burocracia.: papeles, poder y toma de decisiones que afectán a la ciudadanis de los barrios.

Actualmente podemos leer a un autor español que critica la burocracia educativa en su libro: " ES PUBLICA LA ESCUELA PÚBLICA ". El autor no esta bien visto ni por el sector del profesorado ni por el seftor de los maestros. Es un sociologo de la educación se llama MARIANO FERNÁNDEZ ENGUITA.

Según este autor la escuela no es lo suficientemente eficaz en el aprendizaje y la enseñanza porque han abandonado la vocación de SER PROFESOR Y SE CREEN BUROCRATAS DE OFICINAS QUE UNICAMENTE TIENEN QUE CONTROLAR AL ALUMNADO.

Fernan dijo...

GRACIAS MIGUEL, CONOZCO A MARIANO DE HABER LEIDO UN PAR DE LIBROS DE ÉL. TENGO QUE DECIRTE QUE COMPARTO ESA IDEA QUE EXPONES, YA QUE CREO QUE TANTO LAS FORMAS DE ACCESO, COMO LA FORMACION DEL PROFESORADO EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS ES MUY DEFICIENTE, YA QUE NORMALMENTE SE UNEN LOS CONCEPTOS DE MERITOCRACIA Y ESTE QUE NOS OCUPA BUROCRACIA. Y ESTO HACE QUE LA ESCUELA Y POR TANTO LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE PIERDAN SU ESENCIA; Y ENTRE EN ESA DINÁMICA QUE DESDE PRINCIPIOS DE SIGLOS ESTA LLEVANDO "LA EDUCACION COMO INSTRUCCION/FORMACION LABORAL Y ESE MARCADO CARACTER DE EFICACIA"

GRACIAS MIGUEL, ESPERO PODER SEGUIR CONVERSANDO DE ESTE Y OTROS TEMAS.